miércoles, septiembre 22, 2021
Inicio Blog Página 3
Utilizar mecánicas de presión hará que las personas usuarias interactúen con el sistema en momentos en los que decidamos, y no en los que decidan ellas. Es un tipo de mecánicas que hay que usar con una visión ética, buscando que la presión se ejerza en su beneficio, al menos, al mismo nivel que el del cliente.
Incluir mecánicas de socialización en un sistema de juego, ayudará a la integración de las personas en base a que fluye el conocimiento y a la facilidad de encontrar puntos en común con las demás.
Quienes participan en sistemas gamificados tienen más motivación para interactuar si empatizan con el contenido. Una de las mejores formas de conseguir esto es haciendo que el sistema sea un poco más suyo, es decir, dejando que lo personalice, o al menos que sienta que ha realizado alguna modificación a su conveniencia.
Las mecánicas de colección aportan una gran riqueza a los sistemas de juego, haciendo que sean más atractivos. Además, aumentan significativamente la interacción entre usuario y sistema, lo que favorece el engagement.
Las mecánicas de progreso y evolución son aquellas que indican a quien está participando, cuánto han avanzado dentro del sistema de juego. Esto es muy relevante, ya que uno de los mecanismos de engagement más básicos que hay es el que la persona esté orientada, que sepa cuánto ha recorrido y cuánto le queda por recorrer, estemos hablando de tiempo, espacio, esfuerzo, etc.
El proceso de diseño es la parte más importante a tener en cuenta cuando queremos tener éxito en la implementación de un sistema de juego. Quería presentar una metodología que uso habitualmente y que me funciona. Como tantas otras metodologías, se tiene que adaptar a cada proyecto, pero tener una base en la que apoyarse para no partir de cero en cada momento, es el primer paso hacia el éxito (aunque no quede garantizado).
Si quiero implementar un sistema de juego en una formación (reglada o no) tengo que aprender a deconstruir un juego para ver qué elementos son los que me pueden servir para cumplir mis objetivos.
En la entrevista que me hicieron Noemí Blanch y Cati Hernandez en su podcast Play Like a Pank, hablamos sobre cómo la limitada cultura del lenguaje del color que tenemos, y sobre todo de cómo se definen y se perpetúan los roles de género también en los juegos de mesa, y cómo el color contribuye a ello.
Tanto para poder diseñar un sistema como para medir sus resultados se ha de contar con una metodología. Dependiendo de las necesidades y de los recursos con que se cuente, existen numerosas metodologías que nos pueden ser útiles, unas más complejas que otras. En esta entrada se explica por qué usar el Estudio de Caso Múltiple.
Necesitamos metodologías de diseño y heurísticas para diseñar sistemas de juego, para estar más alineados con los objetivos y para sistematizar los procesos, haciéndonos más eficaces y eficientes.
2,299SeguidoresSeguir

¿YA VISTE ESTO?